Nutrición en la Diabetes Mellitus en Alicante

Nutrición en la Diabetes Mellitus en Alicante con la nutricionista Annalisa Pistone

Nutrición en la Diabetes Mellitus

La diabetes mellitus se considera actualmente uno de los problemas principales de salud a escala mundial.

Se caracteriza por un déficit absoluto o relativo de insulina, lo que origina hiperglucemia.

El déficit de insulina se debe a un defecto de su secreción, de su acción o de ambas.

La hiperglucemia mantenida se asocia a alteraciones a largo plazo de múltiples órganos, especialmente riñón, ojos, sistema nervioso, corazón y vasos sanguíneos.

¡La alimentación es el medio para su bienestar!

Pida su cita con la nutricionista Annalisa Pistone.

Además de estas complicaciones crónicas, en la evolución de la enfermedad pueden aparecer complicaciones agudas como la hipoglucemia y la cetosis.

La diabetes mellitus se clasifica en cuatro tipos: diabetes de tipo1, diabetes de tipo 2, diabetes gestacional y prediabetes.

El principal objetivo en los pacientes diabéticos es alcanzar un control glucémico aceptable.

Se considera que un diabético está bien controlado cuando su glucemia en ayunas es inferior a 120 mg/dl; en situación postprandial alrededor de 140-180 mg/dl.

Por otro lado, la hipoglucemia es la complicación aguda más frecuente de la diabetes y consiste en el descenso de los niveles plasmáticos de glucosa por debajo de 50mg/dl.

No existe una dieta ideal única para la diabetes. Un exceso de hidratos de carbono puede empeorar la glucemia, un alto aporte de grasa puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, un gran aporte de proteína puede empeorar la nefropatía diabética.

El tratamiento nutricional debe concertarse con los otros aspectos de la terapéutica, actividad física y medicación.

Alimentación para diabéticos en Alicante

Hidratos de Carbono

Los hidratos de carbonos son los nutrientes que ejercen más influencia en los valores de la glucemia. Sin embargo, deben estar ampliamente representados en la dieta.

Clásicamente se ha recomendado un consumo equivalente al 50-60 % de las calorías totales de la dieta, especialmente en forma de hidratos de carbono complejos.

En pacientes tratados con insulina, puede ser interesante establecer una distribución constante de alimentos con hidratos de carbono a lo largo de cada día, es decir se deberán ingerir cantidades similares de hidratos de carbono en cada comida con un horario semejante día a día.

Los alimentos contienen diferentes tipos de hidratos de carbono. A igualdad de cantidad aportada, distintos alimentos producen diferente respuesta glucémica.

Se conoce como índice glucémico de un alimento el área bajo la curva del aumento de glucemia durante un periodo de tiempo (habitualmente 2 horas) tras la ingesta de ese alimento, comparada con la respuesta a una cantidad equivalente de hidratos de carbono en un alimento estándar o glucosa.

Cuanto mayor sea el índice glucímico, mayor y más rápido será el aumento de glucemia tras su ingestión.

Existen tablas que recogen los datos del índice glucémico de una amplia variedad de alimentos.

Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tienden a presentar hiperglucemia postprandial prolongada, por eso se ha propuesto espaciar la toma de alimentos, con intervalos de 4 horas, para permitir el descenso de la glucemia antes de la siguiente toma de alimentos.

Por otra parte, la toma frecuente de alimentos no es muy recomendable en pacientes con sobrepeso que tienden a comer excesivamente.

El número de comidas debe establecerse en cada paciente de acuerdo con su estilo de vida, las concentraciones de glucemia prepandial y postprandial y la medicación.

Proteínas

El aporte de proteínas debe oscilar entre un 10 y un 20 % de las calorías totales, con un mínimo de 0,8 g/kg/día.

Los requerimientos son mayores en niños, en mujeres embarazadas y en los lactantes.

Las dietas hiperproteicas tienen mayor efecto saciante, sin embargo, si se utilizan en pacientes obesos con diabetes mellitus hay que señalar que la pérdida de peso a largo plazo es muy similar a la conseguida con una dieta equilibrada.

El consumo excesivo de proteína es un inconveniente para pacientes con diabetes y nefropatía, por lo tanto debe evitarse el exceso casi en mayor énfasis que su déficit.

Por otra parte, es conocido que los aminoácidos, al igual que los ácidos grasos, estimulan la segunda fase de la secreción de insulina, por lo que es útil incluir proteínas y grasas en cada toma de alimentos.

Grasas

La grasa no modifica la glucemia, pero aumenta el contenido calórico de la dieta, favorece la obesidad, la hiperlipidemia y el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

Los pacientes con diabetes mellitus deben consumir una dieta con menos del 7% de las calorías totales como grasa saturada y menos del 1 % en forma de grasa trans.

El colesterol de la dieta debe ser inferior a 300 mg/día o incluso a 200 mg/día si resulta difícil conseguir valores de LDL menores de 100 mg/dl.

Se ha propuesto en pacientes con diabetes tipo 2 la sustitución de hidratos de carbono por grasa monoinsaturada, ya que así disminuyen las concentraciones de glucosa en mayor cantidad que con dietas más ricas en carbohidratos.

Sin embargo, los alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados como aceite de oliva, aguacate o frutos secos son ricos en calorías y si no se cumple la dieta correctamente hay riesgo de incrementar el contenido calórico total.

En diabetes tipo 1 no se recomienda esta sustitución de hidratos de carbono por grasa por la falta de datos sobre sus consecuencias metabólicas.

Fibra

La fibra alimentaria debe estar presente en la dieta de la diabetes mellitus. La fibra insoluble como la de los cereales o arroz integrales, modifica poco la glucemia postprandial y tiene mayor influencia sobre la masa fecal y el tiempo de tránsito intestinal.

Seguimiento nutricional

  • Relación entre los alimentos y comidas, medicación y ejercicio físico con la concentración de glucosa.
  • Plan general de comidas.
  • Constancia de horario de las comidas.
  • Identificación, prevención y tratamiento de la hipoglucemia.
  • Ajuste de la dieta según resultados de autocontrol de la glucemia.
  • Control de fuentes alimentarias y su efecto sobre las concentraciones de azúcar y de lípidos
  • Modificación de la ingesta de grasa.
  • Control de consumo de edulcorante y bebidas alcohólicas.
  • Ajuste de comidas al ejercicio.
  • Comprensión de la información nutricional que se da en el etiquetado de los alimentos, sobre todo de los etiquetados “libres de azúcar o de grasa” o “especiales para diabéticos”

Entre los consejos que pueden darse cabe mencionar la limitación de las porciones de alimentos y selección de recetas que no requieran añadir aceite o otras grasas.

¡La alimentación es el medio para su bienestar!

Pida su cita con la nutricionista Annalisa Pistone.

Nutrición en la Diabetes Mellitus en Alicante

El objetivo de los planes de nutrición es conseguir cambios de hábitos a largo plazo y convertir a la persona en dueña de su salud por medio de la alimentación.

Annalissa Pistone - nutricionista

Annalisa Pistone

Especialista en Nutrición en Alicante

“La nutrición y el deporte son mis pasiones. Considero la alimentación equilibrada como uno de las factores más importantes para asegurar la tutela de la salud y de la calidad de vida.

Cuidar de nuestra alimentación es una responsabilidad hacia nosotros mismos y además el medio principal para alcanzar un bienestar real y duradero”.

¡La alimentación es el medio para su bienestar!

Reciba valoración en consulta con la nutricionista Annalisa Pistone.

Belaneve Clinics blanco

Teléfono

+34 965 461 169

Correo Eléctronico

info@belaneve.com

Horario:

L-V 10:00h. - 14:00h.
L-V 16:00h. - 20:30h.

Dirección:

Av. Historiador Vicente Ramos 28, Local 20. 03540. Alicante.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 Soy Lorena de Clínica Belaneve, si quieres hablamos por WhatsApp.
¿En qué puedo ayudarte?